Esta usted en:

Fiestas


Las fiestas y tradiciones de Villardompardo, como antigua villa agrícola, están estrechamente unidas al ritmo y la cadencia que imponen las faenas agrícolas. De este modo, es tradicional que la noche de la víspera de San Antón -el 17 de enero- se enciendan hogueras, las cuales se han prendido a través de los años a instancias de los hermanos mayores de la Hermandad. Era costumbre antigua que a hora muy temprana, en la mañana de la festividad del santo, las caballerías del pueblo dieran tres vueltas alrededor de la iglesia parroquial, pisando al final las cenizas de la hoguera que había ardido durante toda la noche, rito éste que creían los villariegos muy beneficioso para proteger de todo mal a los animales de cada casa. 

El ciclo festivo agrario, antes de la tecnificación de las labores agrícolas acaecida en las últimas décadas del siglo XX, continuaba con la celebración en los primeros días del mes de febrero de la fiesta de la Candelaria y San Blas, santo éste último protector de la garganta, y en cuyo honor se siguen haciendo las rosquillas que llevan su nombre y que son tomadas el 3 de febrero, día de su festividad. 

A mediados de mayo, y desde 1968, los agricultores y los ganaderos honran a su patrón, San Isidro, llevándolo en procesión y en romería hasta el paraje conocido como "Las Piedras de Eulogio", lugar donde se celebra una animada jornada de convivencia. 

Especial interés tiene en Villardompardo la celebración del Corpus Christi, siendo levantados por los vecinos para tal efecto, a lo largo del trayecto de la procesión eucarística, unos artísticos altares que, junto a las calles ricamente engalanadas y bellamente decoradas, hacen de esta fiesta una de las que más atraen la curiosidad de los visitantes foráneos. 

También es costumbre antigua la que se lleva a cabo en la noche de San Juan -el 24 de junio-, dado su tradicional carácter mágico, consistente en fabricar unas lámparas con sandías o calabazas huecas y en cuyo interior se colocan velas encendidas. 

A mediados del mes de agosto con actos lúdicos y religiosos se festeja y se venera a San Roque, protector de plagas y epidemias, y cuya imagen es traída desde su ermita a la iglesia parroquial el día 14 de agosto, siendo llevado al día siguiente de nuevo hasta su ermita, no sin antes haberle implorado protección contra todo mal para todos los villariegos. 

El 7 de octubre se celebra la festividad de la Virgen del Rosario, patrona de Villardompardo, fiesta que en el primer domingo de ese mes se hace extensiva a la celebración de San Francisco -el 4 de octubre-.

 

Galería de Imágenes

 




Ayuntamiento de Villardompardo

Información Legal | Accesibilidad